Una antigua iglesia reconvertida en un acogedor restaurante en Sant Cugat

Les hablo del Restaurante Matilda. Un restaurante en el corazón de Sant Cugat (Barcelona) con bóvedas en el techo y una barra central con una selección de deliciosas cervezas artesanas. Un lugar que vale la pena descubrir

Una antigua iglesia reconvertida en un acogedor restaurante en Sant Cugat
Restaurante Matilda

En la calle Plana de l’Hospital, a menos de un minuto a pie del Monasterio de Sant Cugat (Barcelona), se encuentra el Restaurante Matilda. Ellos mismos definen su cocina como neorrestauración: platos tradicionales, de los que gustan a todos, pero con un acabado rompedor. ¿El escenario? una antigua iglesia, de la que se conservan la estructura y las bóvedas, que se fusiona con una sofisticada decoración Modernista. ¿El resultado? Un espacio cálido, de luz tenue y techos altos que marida a la perfección con su amplia oferta gastronómica.

Entrantes para compartir, ensaladas, carnes, pescados, arroces, hamburguesas y pizzas. La carta del Restaurante Matilda es apta para todas las edades y todos los gustos. Platos más sencillos, otros más elaborados. Todos los paladares encuentran su opción más adecuada. Yo y mi querido acompañante nos decantamos por dos entrantes para compartir y un par de pizzas hechas al horno de piedra. Su olor se mezclaba en el ambiente y nos quedamos hipnotizados.

guitart hotels

Un restaurante apto para todos los paladares

Los entrantes seleccionados fueron las chips de alcachofa con salsa de romesco, pasadas ligeramente por la sartén con un efecto crunchy, y las bravas de boniato con pesto y salsa arrabiata. No puedo elegir cuál de las dos nos gustó más, pero os puedo asegurar que duraron poco en el plato. Luego, pedimos una pizza de virutas de jamón ibérico con parmesano y otra de pollo con maíz y salsa barbacoa. La masa fina y crujiente por los bordes, con acabados tostaditos, nos robaron el sentido del gusto. ¡Deliciosas!

Pizza hecha al horno de piedra del Restaurante Matilda

Nos fuimos con la tripa bien contenta y con ganas de volver. La tostada de berenjena con queso de cabra o el risotto de rabo de toro fueron dos de los platos pendientes. Además, la calidad de los platos fue excelente a un precio más que razonable y apto para todos los bolsillos. De hecho, a nuestro alrededor había varios cumpleaños: una mesa celebraba los 40 de un amigo y la otra los 18. Por lo que el Restaurante Matilda es una buena opción tengas la edad que tengas y, en especial, tengas el gusto que tengas, pues su oferta es tan amplia que no te has ido y ya quieres volver.

Amplia selección de cervezas artesanales

Para los amantes de la cerveza, el restaurante cuenta con una original barra de cervezas artesanales presidiendo el comedor de la plata baja. Sus ‘Ildas’, como bautizan a su selección de cervezas, son uno de los principales reclamos de los comensales.

Barra de cervezas artesanales «Ildas»

Restaurante Matilda – mapa
Dirección: Plana de l’Hospital, 7 – 08172 Sant Cugat del Vallès (Barcelona)
Horario: de lunes a sábado de 13.00h a 16.00h y de 20:30h a 23:15h y domingos de 13.00h a 16.00h
Reservas: 93 590 05 06 o en la web: https://www.restaurantmatilda.com/es/reserva-online

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here