Locales FREE COVID… esto ha cambiado

Un hurra por la tapa de “gambas mascarilla” (en lugar de gabardina), pidamos una ronda de “cañas sin abrazos”, y “hablemos por los codos”, todo para protegernos del coronavirus, pero salgamos a los bares.

Locales FREE COVID… esto ha cambiado
Nos acostumaremos a los elementos de protección

Todavía no hemos superado la pandemia, estamos en ello, pero poco a poco se van relajando las medidas y salimos a la calle y se abren los bares.

Todo ello, se plasma también en la mesa, en la comida. Ahora nos preocuparemos seguramente mucho más, de las medidas higiénicas de nuestros locales favoritos. Valoraremos a bares, restaurantes y cafeterías en función de su protocolo anti COVID19 y de como tiran la caña, si pican las bravas o si la tortilla de patatas está bien cuajada… será simplemente un factor más a tener en cuenta, lo integraremos en nuestra catalogación más privada. Esto ha venido para quedarse.

En Requetecomo, sin duda tendremos en cuenta al local free covid… como ya bautizan algunos pero queremos premiar aquellas iniciativas que además de prevenir al temido “rebrote” nos ayude a desdramatizar esta pandemia, sin restarle importancia eso jamás, pero con esa gracia tan nuestra, darle un empujón en positivo al negocio hostelero.

Un hurra por la tapa de “gambas mascarilla” (en lugar de gabardina), pidamos una ronda de “cañas sin abrazos”, “hablemos por los codos” al encontrarnos en las terrazas, invitemos a “raciones para 4 en 2 metros cuadrados”, compartamos “platillos alejados de jamón ibérico”.

Locales FREE COVID… esto ha cambiado
Mamparas en un restaurante italiano

Los mediterráneos somos así, alegres, familiares y un tanto callejeros y haber llegado a este punto nos relaja enormemente y ya despuntan las ideas ingeniosas y el humor más pícaro.

Y no olvidemos guardar un minuto de silencio por esas servilletas de papel en servilleteros comunes que tardaremos en volver a compartir. Echaremos de menos la sensación de limpiar y limpiar y seguir con los dedos grasientos. Gracias al hidrogel con alcohol, muchas perneras de pantalón se salvarán de roces aceitosos y sabrosos.

Ánimo amigos hosteleros, reposteros, camareros y restauración en general. Los parroquianos estamos ansiosos por volver y apoyaremos vuestros protocolos más estrictos, porqué es por la seguridad de todos.

publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here