La mousse de chocolate

Con una espátula de silicona y dando siempre movimientos envolventes lo conseguiremos en unos 5 minutos con un poco de paciencia

La mousse de chocolate
Vasitos con mouse de chocolate | Nestlé Cocina

Uno de los postres que más nos gusta a todos es la mousse de chocolate y aunque seguro que todos conocéis alguna receta de este postre, hoy os voy a enseñar la técnica para que aprendáis cómo hacer la mousse de chocolate perfecta.

En realidad todo es cuestión de paciencia, y de poner en práctica algunos trucos y así conseguir una textura esponjosa, una cremosidad cuando se funde en la boca y sobre todo, un sabor intenso a chocolate que persiste.

Ingredientes para 4 personas:

  • Chocolate negro 250 g
  • Mantequilla 100 g
  • Huevos 4
  • Azúcar 100 g
  • Nata líquida para montar 200 ml

Cómo hacer mousse de chocolate perfecta

Dificultad: Media
Tiempo total: 40 m
Elaboración: 40 m

La primera tarea es fundir el chocolate, lo que hacemos al baño María o en el microondas, en tandas de un minuto y siempre a potencia media. Una vez tenemos el chocolate fundido, lo aireamos para que baje un poco su temperatura. Por otro lado, montamos la nata con las varillas y la dejamos bien firme en la nevera para que se mantenga fría.

Después separamos las claras de las yemas, agregando éstas últimas a la mezcla de chocolate y mantequilla cuando se haya enfriado un poco. Montamos las claras, primero a velocidad lenta y luego más rápido. Cuando están casi montadas, añadimos el azúcar poco a poco y seguimos batiendo hasta que estén bien firmes y brillantes como para hacer un merengue.

La mousse de chocolate
El chocolate se funde al baño María

Incorporamos el merengue de claras a la mezcla de chocolate y yemas, pero lo hacemos poco a poco y siempre dando movimientos envolventes. No añadimos todas las claras de golpe sino que añadimos un poco y lo mezclamos y repetimos la operación para que las claras no se bajen. Una vez incorporadas las claras, hacemos la misma operación con la nata montada.

Añadimos un poco de la nata montada al bol donde estamos montando la mousse y una vez integrado, seguimos incorporando nata hasta que nos quede más o menos homogéneo. Con una espátula de silicona y dando siempre movimientos envolventes lo conseguiremos en unos 5 minutos con un poco de paciencia.

publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here