En el corazón de la Catalunya Central, La Roca de Sobremunt

Los mejores arroces y carnes a la brasa del Lluçanès, sin duda, los cocinan Silvia y Albert en La Roca de Sobremunt. Aun así, lo mejor del local es quienes lo regentan.

En el corazón de la Catalunya Central, La Roca de Sobremunt
Fundacion la Caixa Acompañamos

En el corazón de la Catalunya central, entre las comarcas de Osona, el Ripollès y el Berguedà, se reabrió hace poco más de un año La Roca de Sobremunt, una masía – restaurante, rodeada de pinos, robles y hayas en el pequeño pueblo de Sant Martí de Sobremunt. Una estampa idílica en un lugar repleto de magia.

Un pequeño comedor, para unas 20-25 personas, acoge, bajo el calor de una chimenea tradicional, a los comensales que llegan al restaurante todos los fines de semana. Con grandes ventanales y paredes de piedra, el comedor de La Roca deslumbra con vistas de postal a las montañas que lo rodean. Abierto todos los findes de semana y festivos, ofrece una carta reducida, pero excepcional.

En el corazón de la Catalunya Central, La Roca de Sobremunt
Vista exterior del restaurante La Roca de Sobremunt

Silvia y Albert, los dicharacheros regentes del establecimiento, reconocen que no pueden abarcar una gran variedad de platos, pero en lo suyo son los mejores. Los riquísimos arroces de Silvia y las inmejorables carnes a la brasa de Albert son un buen motivo por los que ya vale la pena el camino, pero no es el único.

Amantes de una buena sobremesa

En La Roca te sientes como en casa. “Sabes cuando entras, pero nunca cuando sales” nos explicaba Silvia. Su filosofía no entiende de segundos turnos, nos aseguran. “No hacemos segundos turnos, porque una parte esencial de una comida es la sobremesa, la mesa es tuya las horas que lo desees, mientras dure el servicio”.

Ellos son los primeros que promueven esta filosofía, charlan con los comensales, les ofrecen licores al terminar de comer y ofrecen un servicio totalmente a medida. Atentos y divertidos, son los primeros que se unen a una buena sobremesa, haciéndose amigos de todos los que se topan con su local. “Y en este ambiente, familiar y de estar por casa, la gente se siente a gusto, y si se sienten a gusto, repiten” explica Albert.

comedor La Roca Sobremunt
Un lugar sin complicaciones para sentirte como en casa

Además, tiene un puntazo a favor: el paraje natural que les rodea – ahora decorado de los marrones, naranjas y amarillos de otoño – la luz que entra por los grandes ventanales del comedor y el calor que desprende la chimenea, ya invitan a querer perder la noción del tiempo.

De la ciudad a la montaña

De Montcada i Reixac y trabajadores provenientes del mundo de la administración y el comercio, sus propietarios se aventuraron a reabrir este negocio motivados por el paraje natural en el que se encontraba. Silvia algo más pesimista, Albert totalmente entusiasmado, son el equilibrio perfecto para tirar adelante esta aventura en la que se han involucrado al 100%.

En octubre de 2017, Silvia se quedó sin trabajo como administrativa y a los días surgió la oferta de llevar el restaurante. ¿Era cosa del destino? Aún no pueden responder a esta pregunta, pero lo cierto es que no lo dudaron dos veces. La familia de Albert posee una masía en Sant Martí de Sobremunt y, ya enamorados de este pequeño pueblecito, cuando el propietario del restaurante – que lo había reformado todo hacía poco más de dos años – les propuso el proyecto se tiraron de golpe a la piscina. Dejaron atrás la industrial Montcada i Reixac, para instalarse entre pinos, robles y hayas.

 Los arroces y las carnes a la brasa son la especialidad de la casa
Los arroces y las carnes a la brasa son la especialidad de la casa

Viven a escasos metros del restaurante que regentan. En una masía datada del siglo IX, Can Viladecans, donde Mossén Cinto Verdaguer empezó a escribir una de sus obras maestras, La Atlántida. Apartados del mundanal ruido y más involucrados en la vida del pueblo que nunca, Silvia, Albert, y la joven Helena – hija de Silvia – viven bajo el paraje natural que los tiene enamorados desde hace años.

El camino vale la pena

Entre Sant Boi del Lluçanès y Prats del Lluçanès, entre carreteras de montaña y mucha naturaleza a su alrededor, el camino hasta La Roca vale la pena. Unos 25 minutos separan el restaurante de conocidas ciudades como Vic o Ripoll. Al llegar sale el humo de la chimenea por el tejado y al entrar el calor que te ofrecen los regentes, invita a quedarse un buen rato.

Los arroces y las carnes a la brasa son su especialidad. Pero cada fin de semana varían algunos platos, manteniendo los esenciales. Un buen menú: con cuatro platos a elegir de primero y otros cuatro de segundo, además de las especialidades de la casa te dejan más que satisfecho. Son platos de verdad. Son platos del buen comer. Deliciosos postres para terminar y empezar la charla de después de comer.

Sin darte ni cuenta, el sol se ha escondido entre las montañas que rodean el restaurante. Albert va cargado la chimenea con más leña y las horas han pasado como minutos.

En el corazón de la Catalunya Central, La Roca de Sobremunt
Silvia y Albert son el alma de La Roca

Dan tarjetas a todas las nuevas caras, hace relativamente poco que están en activo – abrieron puertas en marzo de 2018 – y toda oportunidad es buena para ampliar la cartilla de clientes. Aun así, no tienen queja y agradecen la calurosa acogida que recibieron, y siguen recibiendo, de los habituales de la zona. Todo un hallazgo Requetecomo. Nosotros, ya con ganas de volver.

La Roca Sobremunt. 08589 Sobremunt, Tel. +34 699 60 90 71. Barcelona. Mapa

publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here