El Yantar de la Ribera, el asador donde se detiene el tiempo

El Yantar de la Ribera es un asador castellano escondido en el corazón de Barcelona. Un espacio tranquilo y minuciosamente decorado que ofrece el mejor lechazo y cochinillo de la ciudad condal

El Yantar de la Ribera, el asador donde se detiene el tiempo

En medio de todo el caos que desprende la abarrotada ciudad de Barcelona, en el número 114 de la calle Roger de Flor existe, desde 1991, un lugar donde parece pararse el tiempo. Sus paredes gruesas y sus cristaleras de colores dan la bienvenida al Yantar de la Ribera, un asador tradicional castellano que ha rescatado del olvido algunos de los platos más típicos de la gastronomía castellana. Un rato en su interior permite al comensal olvidar la ajetreada rutina que sigue volando tras sus puertas.

De ambiente tranquilo y decoración minuciosamente cuidada, el Yantar es un pequeño templo para los amantes del buen comer, del lechazo y el cochinillo, las especialidades de la casa. Sus salones son majestuosos y elegantes. Grandes lámparas cuelgan del techo, bonitos cuadros visten sus paredes y los hornos de leña en el epicentro del local culminan con una mezcla exacta de elegancia y tradición castellana.

Un auténtico lujo ver como trabajan los hornos de leña del Yantar
Un auténtico lujo ver como trabajan los hornos de leña del Yantar

Sus espacios y su gente

Cuatro comedores se levantan en un espacio amplio (apto para mantener – más que de sobras – el distanciamiento social exigido por la pandemia del coronavirus), preparados para cubrir distintas necesidades: comidas familiares, en pareja, reuniones de trabajo, reservados… nunca fiestas demasiado ruidosas, la paz y el bienestar son parte del éxito de este lugar, aislado del mundanal ruido barcelonés.

Jesús, el propietario, y Juan, el responsable del asador, han cuidado con mimo todos los detalles del local para que sus clientes pasen un rato agradable, degustando auténticas delicias gastronómicas y bajo un trato personalizado y exquisito.

No falta el espacio ni los detalles en los salones del Yantar
No falta el espacio ni los detalles en los salones del Yantar

Ambos, llevan toda la vida dedicándose al sector de la hostelería y, son, sin duda, el alma del lugar. De hecho, sus recomendaciones son un auténtico tesoro y muchos de los comensales confían desde hace años en su criterio para pedir aquello que van a comer.

Juan y Jesús, el valor añadido

Hasta hace relativamente poco, trabajábamos sin carta” reconocen. Y es que el trato cercano con los clientes les ha permitido crear tal clima de confianza que ellos mismos eran la carta viva del restaurante día tras día. “Ahora los tiempos han cambiado, pero muchos de nuestros clientes, tanto los de siempre como otros que vienen por primera vez, todavía se dejan aconsejar por nosotros”, resumen satisfechos y orgullosos.

Porque ambos desprenden pasión por la profesión que ejercen y, para ellos, es un auténtico honor poder aportar un extra a su servicio: garantizando un trato excelente y sirviendo los mejores platos de la casa.

No puedes irte del Yantar sin haber probado alguno de nuestros platos estrella” por eso son los primeros, siempre que el cliente lo desee, en recomendar y preparar un menú casi personalizado según los gustos de cada comensal.

Los secretos del éxito del Yantar

Sin duda, el trato exquisito y sus platos son la respuesta al éxito de este local, uno de los asadores castellanos de referencia en Barcelona. Lugar al que auténticas celebridades y personajes públicos han asistido para comer un buen banquete ‘a la castellana’, homenajeando la cocina de Aranda del Duero, municipio natal de Jesús, el propietario.

Sin embargo, el lechazo y el cochinillo, ambos platos preparados por ellos y cocinados en horno de leña, merecen una mención especial, y es por este motivo, que el secreto de preparar un buen lechazo lo descubriremos muy pronto aquí, en Requetecomo.

El Yantar de la Ribera, el asador donde se detiene el tiempo
El lechazo al horno del Yantar de la Ribera

Acompañando a los platos estrella: alubias de la abuela con salsa y guindillas, picadillo de cerdo, chorizo con vino blanco y morcilla de Aranda – ganadora en 2007 a la mejor preparación de morcilla de España en un concurso de Burgos -. Tapas para compartir hay muchas más, las mejores de la casa son éstas, recomendadas directamente por Juan, quien lleva trabajando en el Yantar desde hace 27 años.

El salón de los relojes

Pero al margen de la comida – que insistimos es merecedora de una crónica especial – si algo llama la atención de todo el restaurante es sin duda el salón de los relojes. Cada espacio está decorado con piezas exclusivas, vajillas elegantes y lámparas araña al estilo clásico, pero este salón se lleva la palma. Con piezas de hierro, forjadas artesanalmente, la sala, decorada con relojes – haciendo honor a su nombre – se viste también con piezas exclusivas en forma de rosa, siendo una de las paredes, la que da a la entrada principal, una obra maestra de artesana.

El Yantar de la Ribera, el asador donde se detiene el tiempo
El salón de los relojes

La sala que se destina para eventos más reservados luce también como una auténtica obra de arte. Del techo se descuelga una lámpara de grandes dimensiones forjada a mano. Cada pieza lleva más de doce capas de pintura, una decoración que ofrece un valor añadido a un asador que es una auténtica referencia del buen comer en Barcelona. Sin duda un lugar Requetecomo.

El Yantar de la Ribera, C/ Roger de Flor 114, Barcelona, Tel. 93 265 63 09, Mapa

publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here