Bodega Rovira, el vermut de los de antes

En Lleida, en un pequeño local encontramos una bodega de las de antes, con sus toneles de vino, sus latas de conservas, su salsa casera para el aperitivo y un vermut que quita el sentido

Bodega Rovira, el vermut de los de antes
El interior de la Bodega Rovira te transporta a otras épocas | Requetecomo

Si algo buscamos en Requetecomo.com son locales auténticos, que nos roben el alma y nos sorprendan y sin lugar a dudas la Bodega Rovira lo ha conseguido y con nota. Este es un lugar de los que ya no existen y donde es posible tomar un vermut de los de antes.

Este pequeño local de la calle Segrià, muy cerca del Paseo de Ronda de la capital leridana y a escasos 400 metros del campo de futbol del Lleida, es un establecimiento que no deja indiferente a nadie.

Bodega Rovira, el vermut de los de antes
La Bodega Rovira en Lleida con sus toneles de vino para la venta a granel

Probablemente sea la única bodega de vino a granel de Lleida pero es que “Cal Cistelles” como lo conocen los más antiguos del lugar ha hecho un pacto con el diablo, paró el reloj en los años 70, y ahí sigue tan tranquilo, rebosante de historia y recuerdos en sus paredes y lleno de clientes incondicionales que acuden a vermutear. Un autentico lujo hacerlo aquí.

Bodega Rovira un museo de todo un poco

Al entrar en la bodega se te alteran los sentidos, será por ese olor característico del mosto, por los enormes toneles de vino para la venta a granel o por los cientos de objetos que cuelgan de sus paredes y que le dan ese carácter único.

Bodega Rovira, el vermut de los de antes
Mil recuerdos en las paredes de la bodega le imprimen un carácter único al establecimiento

En definitiva la Bodega Rovira es como un museo; en sus paredes encontramos tarjetas postales de amigos y clientes que se han ido acumulando con el paso de los años, monedas de distintos países, matrículas, chapas de cava, recuerdos variados y botellas, muchas botellas, y aunque el conjunto pueda parecer asfixiante, le da solera al establecimiento, lo enternece y hace que te sientas como en casa de unos amigos de toda la vida.

Mejillones, berberechos, olivas y vermut

Pero entrando en materia y tras conseguir encontrar un rinconcito para aposentarnos descubrimos que lo mejor estaba por llegar. Y es que no podía ser de otra manera. Cincuenta años lleva la familia Rovira sirviendo aperitivos y vermuts y eso se tenía que notar, y como se nota!

Berberechos, olivas y vermut en la Bodega Rovira de Lleida
Berberechos, olivas y vermut en la Bodega Rovira de Lleida | img. B.Rovira

Pedimos una “barreja”. En una cazuelita de barro, inundados por una salsa casera hecha con vinagre de cava, pimienta y algún ingrediente secreto…, se entremezclan berberechos, navajas, olivas y calamares en conserva. Un autentico festival de sabores que como no puede ser de otro modo es necesario acompañar del vermut de la casa, excelente, con o sin sifón.

Cervezas, vinos o cava son también una apuesta segura para acompañar el aperitivo pero puestos a recomendar es obligatorio pedirse un vermut.

Ramon Rovira maestro del aperitivo

La Bodega Rovira no tiene cocina, pero la oferta y la calidad de sus conservas son más que suficientes para quedar satisfechos. El propietario Ramón Rovira, que se hizo cargo del negocio de su padre en 1997 es un auténtico maestro en lo suyo.

Ramón Rovira, el propietario, preparando una «barreja» | imag. B.Rovira

El entorno, la profesionalidad y el oficio que dan los años, hacen de este lugar un sitio de visita obligada para los amantes de lo auténtico, de la calidad y del buen ambiente. La Bodega Rovira es, sin ninguna duda, un lugar requetecomo. Por cierto, su horario de lunes a sábado de 9h a 15h y los domingos de 11h a 15h.

Bodega Rovira. Carrer Segrià 24, Tel. 973 26 82 19 . LleidaMapa

publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here